El 19 de enero el Tribunal de Mayor Riesgo B ha sentenciado a Pedro García Arredondo a 90 años de prisión por los delitos de asesinato y deberes contra la humanidad por la quema de la embajada de España en 1980.

Cuatro días después se realiza la audiencia de reparación digna en donde los afectados han solicitado sumas millonarias de resarcimiento y el perdón presidencial.

Las juezas del Tribunal Primero de Mayor Riesgo B ordenaron el pago como resarcimiento a las víctimas de la quema de la embajada de España en la audiencia de reparación digna.

El Tribunal dictó el pago de Q9 millones destinado a las seis familias que participaron en el juicio por la quema de la embajada de España, entre ellas, la Premio Nobel de la Paz 1992, Rigoberta Menchú.
Cada grupo familiar le corresponderán Q1.5 millones como reparación digna, ordenaron las juezas Jeanneth Valdez, Sara Yoc y María Castellanos.

Sergio Vi, hijo de Gaspar Vi, unas de las 37 víctimas del incendio, ha solicitado Q3 millones 328 mil 929.62 de resarcimiento.


Rodolfo Anleu, hijo de María Lucrecia Rivas, víctima del siniestro, pide Q54 millones 728 mil 729.69 como reparación digna ante las juezas del Tribunal.


El abogado de Rigoberta Menchú ha solicitado Q88 mil 870.49 como resarcimiento por la muerte de su padre y su primo.

La petición de resarcimiento por seis víctimas había sido de Q72 millones 268 mil 191.26.

Uno de los querellantes ha solicitado ante los jueces la petición para que el presidente Otto Pérez, pida perdón de forma pública a los familiares de las víctimas, pues según el argumento de los abogados querellantes, por ser la máxima autoridad del Estado le corresponde la responsabilidad de realizar dicha acción.

Además se solicitó que el Ministerio de Cultura y Deportes reproduzca un documental de 60 minutos de duración en el que se den a conocer los hechos ocurridos el día de la tragedia y se narre lo acontecido en el juicio en contra del único procesado, Pedro García Arredondo.