Preparación

Solórzano Foppa laboró en el Ministerio Público y, aunque no tiene la experiencia en el área económica o financiera, asegura que tiene un plus dirigir para la SAT, ya que conoce las leyes.

• Conocimiento. Egresado de la Universidad Rafael Landívar, Solórzano Foppa aclara que la SAT y el tema tributario son elegidos por leyes, las cuales están relacionadas con la materia tributaria, y estas a la vez, deben ser interpretadas y ejecutadas para obtener los impuestos necesarios, por lo que considera que debe haber un conocimiento sobre Derecho, así se apoya con personal de la SAT y un asesor económico.

Juan Francisco Solórzano Foppa, a un año de la desarticulación de La Línea, titular de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) explica que el mayor trabajo debe realizarse en aduanas.

El abogado de 32 años comenta los retos que enfrenta a cargo del ente encargado de recaudar los impuestos, el cual ha sido investigado por supuestas mafias de defraudación fiscal que operaban por los propios funcionario.

¿Qué cambios ha tenido la SAT en el último año?

Durante los últimos 11 meses no se vio ni un cambio transcendental dentro de la SAT, es en marzo cuando tomo posesión y apenas en este mes se inician los primeros cambios, que están relacionados en personal para refrescar algunas áreas donde era necesario y otras que están vacantes. El Directorio ha jugado un papel importante, porque es la máxima autoridad de la Administración Tributaria y donde se aprueban los proyectos. Además, es un órgano renovado y anuente a   apoyar los procesos y diseñar en conjunto un plan de trabajo que saque adelante a la institución.

¿Cuáles serán las acciones que implementará en el corto plazo?

El fortalecimiento de las aduanas, que es el área de los impuestos del comercio exterior, que ha sido la más golpeada y donde menos estamos alcanzando las metas, dentro de esa área forzosamente debemos entrar a verificar cuáles de las aduanas cumplen y cuáles no, y dentro de las cinco aduanas principales hay tres, que son Puerto Quetzal, Santo Tomás y Express Aéreo, donde ninguna ha llegado a su meta. La de Santo Tomás es la que ha estado más cerca, con el 96% del cumplimiento, entonces en esas aduanas debemos concentrar esfuerzos, pero debemos enfocarnos en Puerto Quetzal, ya que representa casi 34% de toda la recaudación del comercio exterior, y si esa aduana no está alcanzando su meta influye directamente en la meta completa de la SAT.

Teniendo esa visión, ¿Qué medidas establecerán en aduanas?

Se deberá reforzar la cantidad de personal, que es indispensable, sabemos que tenemos deficiencia en trabajadores en esa área, a la vez, tenemos que cambiar la forma en que se hace el análisis de riesgo de los contenedores, en el tema de selectivos, en la aduana de Puerto Quetzal llegó a 48% en marzo, lo cual significa que casi la mitad de contenedores pasa por una revisión, y no tenemos capacidad para eso, lo cual no son medidas que ayuden en la recaudación y solo entorpecen más el comercio, por lo que haremos una mejor selección en relación con los contenedores que revisamos y haremos fiscalizaciones fuera de las aduanas, vamos a trasladar las fiscalizaciones hacia las oficinas, bodegas o almacenadoras donde los comerciantes decidan llevar su producto.

¿Qué proyectos lanzarán para reducir la evasión de impuestos?

Cuando hacemos fiscalizaciones en las bodegas, empresas y lugares de distribución, tenemos que hacer fiscalizaciones conjuntas con la intendencia de Fiscalización y con personal de Aduanas, algo que no se hace es cruzar la información, sobre los productos que se importaron, qué tienen en sus inventarios y qué reportan, al hacer fiscalizaciones integrales, estamos atacando el tema del IVA, tanto del comercio exterior como el IVA interno, esa combinación se dejó de hacer, cuando se aisla la información de los tributos y solo se piensa en atacar un pequeño sector, en realidad no estamos logrando ver todo el panorama, lo cual   influye en la recaudación y en las malas fiscalizaciones que se hacen porque están parcializadas, pues no se tiene toda la información. Hay un plan de fiscalización anual, el cual se está modificando de acuerdo a las nuevas prioridades, entonces estamos organizando personal que se tiene.

¿Cómo será el cambio del NIT al Código Único de Identificación (CUI)?

No es una migración como tal, sino es dejar de utilizar el NIT para iniciar con el CUI como identificador tributario, en realidad lo que cambiará es el número, lo que nos facilitará utilizar un número que ya está estandarizado por el Renap, tener acceso a una base de datos y un sistema actualizado nos permitirá ampliar la base tributaria de ciudadanos que no están tributando, solo tenemos 1.7 millones contribuyentes; sin embargo, hay 7.7 millones de personas afiliadas que tienen NIT, lo cual significa que hay seis millones de contribuyentes que están registrados, pero no están contribuyendo, y el padrón nos dice que hay 17 millones de guatemaltecos, por lo que tenemos otro margen, habrá que ver la situación de ellos y por qué no están tributando, obviamente quitando los que no están en edad económicamente activa. El historial tributario seguirá, lo que vamos hacer es una nueva estructura en la base de datos y evitar que la población haga otro trámite para inscribirse en la SAT, desde el momento que obtengan su DPI estarían enrolados en la SAT y serían personas que pueden contribuir, aunque no sería el número completo, sino solo nueve dígitos, como está en la licencia o el pasaporte. En el caso de las personas jurídicas seguirán utilizando el NIT aunque hay qué verificar que esfuerzos se pueden hacer, tomar en cuenta, ya que son distintos registros que entran a funcionar.

¿Puede haber un déficit fiscal este año?

Las metas programadas no están bajas, por lo que nos costará cumplirlas, hay una brecha en el primer trimestre de Q430 millones, lo fundamental es sentar las bases en los próximos tres meses, para que en el segundo semestre podamos llegar a las metas de recaudación y detener el agujero fiscal que se ha creado en los primeros tres meses, aunque no consideramos que alcancemos las metas para el segundo trimestre; sin embargo, esperamos que el comportamiento sea mejor para cerrar la brecha.

¿Le consultaron las reformas a la Ley Orgánica de la SAT?

Esperaremos a que lleguen a la comisión de Finanzas del Congreso y   desde ahí nos soliciten un pronunciamiento,   será el directorio que plantee una posición. El proceso de reformas inició mucho antes de que fuera nombrado superintendente.