El mandatario Jimmy Morales constató este martes las carencias en el San Juan de Dios. El panorama era gritos de dolor por un lado y quejas de los pacientes por otro. “Ténganme paciencia, está costando, pero, si todos nos unimos, saldremos adelante. Lo que queremos es que haya confianza nuevamente en nuestras instituciones”, les afirmó Morales a personas que esperaban en el ingreso de la emergencia.

Al finalizar la inspección, el mandatario aseguró que, durante los próximos días, le enviará al Congreso la solicitud para que se declare un estado de Emergencia en el sector de salud.

“Queremos constatar la situación exacta en cada uno de los hospitales y en los centros de salud. En pocos días le haremos llegar al Legislativo la solicitudpara que declare un estado de Emergencia. Los argumentos serán los medicamentos, el mal estado de los inmuebles, ya que muchos tienen deficiencias. El tercer punto es enfrentar de una mejor manera la epidemia del zika”, aseguró.