El viceministro de Gobernación, Eddy Juárez, aceptó que no se respetaron los protocolos del cuidado de los reos, lo que permitió la fuga de Jorge Eduardo Pérez Morales del Hospital Roosevelt.

Juárez explicó que está establecido que cualquier privado de libertad tiene que estar engrilletado a la camilla y los guardias deben atentos a cada movimiento. “Fue una irresponsabilidad completa”, afirmó.

El titular de la cartera del Interior, Mauricio López, aseguró que se inició una investigación. “Esto no tiene nombre, ¿cómo es posible que ocurran este tipo de cosas? Es más, creo que el reo no ameritaba estar en el hospital por una picadura de un mosquito”, aseveró.

El Procurador de los Derechos Humanos, Jorge de León Duque, agregó que la responsabilidad es del Estado. “Se debe analizar con seriedad el tema porque se pone en riesgo la vida de otros pacientes. Se ha demostrado que en muchos de los casos ni siquiera es necesario del traslado a los centros asistencialos”, afirmó.