La Procuraduría General de la Nación (PGN) continúa esperando la información que solicitó hace dos meses a la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sit) sobre los contratos de concesión que se otorgaron de los canales nacionales.

Anabella Morfín, jefa de la PGN, informó que en 2008 se extravió información en la Sit que está relacionada a la entrega de las frecuencias televisiva por lo que se denunció a Brenda Quiñones, que era la gerente jurídica de dicha institución.

En junio el Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala presentaron una estructura sobre financiamiento electoral ilícito, donde se involucra a los canales nacionales de haber facturado empresas relacionadas con el gobierno del Partido Patriota.

La Procuraduría semanas después de la presentación de los entes de investigación solicitó la documentación a la Superintendencia por lo que solo trasladó los contratos de prórroga.