Tras el escándalo de una "donación" de una empresa brasileña para favorecer la campaña de Alejandro Sinibaldi, el exministro de comunicaciones aseguró que jamás ha recibido una donación de esa empresa.

Según Sinibaldi, las pruebas en las que basan tales acusaciones es una nota escrita a mano, que no debería tomarse en cuenta, pues esto puede provocar distintas interpretaciones.

El político agergó que no aceptaría ninguna donación proveniente de una empresa brasileña.

"Antonio Solá no es mi asesor y nunca lo ha sido", aseguró Sinibaldi, quien indicó que se enteró de estas acusaciones a través de los medios de comunicación, ya que se encuentra en una gira de trabajo en San Marcho y Quiché.