Luego de una citación a la comisión de trabajo del Congreso, uno de los sindicatos de la Empresa Portuaria Quetzal solicitó investigar al exmandatario Alejandro Maldonado, por no haber declarado lesivo el contrato con la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ).

Los sindicalistas mencionaron que su agrupación no está vinculada en las investigaciones que ha realizado el Ministerio Público, por lo que reiteran que las autoridades pueden anular el usufructo de las 34 hectáreas de la portuaria.

Asimismo, indican que en 2012 denunciaron la falta de estudios ambientales, y aunque el Ministerio de Ambiente reconoció la queja, otorgó esos estudios técnicos.

A la vez, presentaron una queja en el Banco Mundial por el otorgamiento de financiamiento sin mayor control o investigación que otorgó a la empresa española. Ovidio Monzón, presidente de la comisión señaló que se violó el pacto colectivo de los trabajadores, por lo que pedirán que se continúen las investigaciones.