Todos tenemos derechos que debemos hacer valer, eso también incluye cuando estemos frente a los policías.

Ellos están para prevenir un delito y si no has hecho nada ni tienes nada que esconder, no hay razón para responder algunas de las preguntas que te pueden hacer.

Te compartimos siete preguntas que no debes responder.

1. ¿A dónde va? ¿De dónde viene?

Si un policía te detiene en tu automóvil es por algún motivo en específico y no por el lugar a dónde vas o del que vienes.

2. ¿A qué se dedica?

Este cuestionamientos pueden usarlo para intimidarte y ponerte en una situación de estrés de la que ellos podrán sacar mayor ventaja.

3. ¿Bájese del carro, por favor?

Si no infligiste alguna ley no debes bajar del carro, y que este es una extensión de tu propio domicilio, por lo que un policía no puede entrar ni bajarte sin una orden judicial.

4. ¿Que trae en su baúl?

Probablemente te lo pregunte para que te bajes del auto, como explicamos en el punto anterios, si no hiciste nada malo no lo hagas.

5. ¿Cual es su nombre y dirección?

Sin ninguna una orden judicial no pueden pedirte ninguna información personal.

6. ¿Anda ebrio?

Si un policía te realiza una pregunta incriminatoria, refiriéndose a si andas ebrio, drogado o con posesión de armas, niégalo tranquilamente. Afirma que no tienes nada que ocultar y que no estas bajo la influencia de ninguna influencia.

7. ¿Es casada, soltera, divorciada? o cualquier otra pregunta de carácter personal.

Esto es para las mujeres, tengan cuidado ya que muchos pueden aprovechar su posición de poder para conseguir una cita o quizás algo peor.

Cuando te hagan estas preguntas, dile si es necesario que llames a tu abogado, pues sabes que no estas obligado a contestar ninguna de estas preguntas.