El regreso a Guatemala de Portillo ha generado toda clase de expectativa, sobre todo, según los analistas, porque agitará el panorama electoral.

El 24 de mayo de 2013 fue extraditado a Estados Unidos. El año pasado fue condenado a 70 meses de cárcel luego de que confesara que aceptó un soborno de US$2.5 millones de Taiwán cuando estuvo al frente del país.

Este miércoles, a las 8:30 p. m., en un avión comercial, Portillo arribará al país.

Se espera que miles de simpatizantes lo reciban en el aeropuerto La Aurora.

Además, ofrecerá ante los medios de comunicación una conferencia de prensa.

Como todo exgobernante se le asignaron agentes de la SAAS, de acuerdo con el mandatario Otto Pérez.

“Tendrá por lo menos dos dispositivos de seguridad. Es decir unas cuatro personas”, explicó Jorge Ortega, vocero presidencial.

“Como Ejecutivo solo nos tocó realizar algunos de los trámites oficiales y, como se trata de un exmandatario, tendrá a su disposición el circuito de seguridad de la SAAS”, añadió Pérez.

La exesposa de Portillo Evelyn Morayata afirmó que, luego de brindarles las declaraciones a los medios de comunicación, se irá a su vivienda en la capital para “disfrutar” de su familia.

“Por el momento no está programada ninguna gira a los departamentos. Solo irá a Zacapa, donde está ubicada su casa”, añadió Morataya.

De hecho, en la cabecera de ese departamento hay una gran expectativa y los pobladores se preparan para su llegada. El día que arribe, posiblemente el jueves, se quemaran cohetillos y habrá una serenata.

Algunos de los seguidores oficiaron una misa este martes en la iglesia San Agustín, en la zona 1 capitalina, para agradecer por su libertad.