En declaraciones al reportero de Emisoras Unidas que cubre la fuente del Ejecutivo, el vocero de la presidencia, Heinz Hiemann, aseguró que la actual ministra de Comunicaciones, Sherry Ordóñez, no era la primera opción para encabezar esa dependencia.

Hiemann explicó que el gabinete estaba integrado 15 días antes de la toma de posesión de Jimmy Morales; sin embargo, “por posibles señalamientos de corrupción en contra de algunos ministros designados se hizo el cambio de tres, incluida la jefatura de de Comunicaciones, por lo que se le ofreció el puesto a Sherry Ordoñez”, agregó.

Durante los últimos días la designación de la funcionaria ha sido cuestionada por haber sido contratista del Estado. Las críticas aumentaron el día que fue juramentada (14 de enero), pues se confirmó que la Superintendencia de Administración Tributaria inhabilitó su empresa por no haber pagado impuestos.