De acuerdo con el Reporte Anual sobre Libertad de Culto en Guatemala 2014 que elabora el Departamento de Estado de Estados Unidos, la Constitución le otorga a todos los ciudadanos la libertad de culto, incluida la libertad de credo y la libre expresión de todas las creencias.

“La mayoría de las personas tuvieron acceso a sus lugares elegidos de culto y la libertad de profesar su fe tal como lo deseasen; sin embargo, algunos líderes espirituales mayas informaron que el gobierno limitó su acceso a algunos sitios históricos mayas”, se detalla en el documento.

En cuanto a la demografía religiosa, se cita una encuesta que realizó el Pew Research Center en 2014 en la que se detalla que aproximadamente el 91% de la población es cristiana, de la cual el 50% es católica y el 41%, protestante. Según ese informe, aproximadamente el 6% no profesa ninguna religión. “Entre los grupos que juntos constituyen menos del 3% de la población están los profesantes del budismo, hinduismo, islamismo, judaísmo y las religiones mayas”, se revela.

Se detalla que hay unos 2 mil judíos y una pequeña comunidad musulmana que residente principalmente en la Ciudad de Guatemala.

En el informe se destaca la tensión que se vivió en San Juan la Laguna, Sololá, entre una comunidad judía y una indígena.