“Grupos tratan de condicionar”
Análisis de Aberlado Medina, de Icefi

La propuesta busca fortalecer el cobro de ingresos en aquellos casos donde se sospecha que hay defraudación tributaria, por lo que hay grupos de empresarios y políticos interesados en crear una condición para la aplicación en la solicitud de información bancaria para fines fiscales, que puede limitar las funciones de la SAT para investigaciones, por lo que en el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales no estamos de acuerdo con medidas que difieran para fiscalizar.

El Congreso continuará el martes con la aprobación de los cambios de la Ley Orgánica de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

Las modificaciones que se discuten a la legislación de la SAT, entre ellas el acceso a la información bancaria generó dudas a los diputados, por lo que el titular del ente recaudador, Juan Francisco Solórzano, solicitó no restringir las investigaciones para temas tributarios.

Una de las reformas que se incluye es el artículo 30, donde se establece que la SAT podrá requerir a toda institución supervisada por la Superintendencia de Bancos, cooperativas de ahorro y crédito, entidades de microfinanzas información sobre movimientos bancarios, transacciones, inversiones, patrimonio de contribuyentes para fines de investigación fiscal.

Además, se establece un plazo de tres días para que el juez resuelva la solicitud de la SAT para el intercambio de información bancaria.

En caso de que la respuesta sea afirmativa, las entidades bancarias tendrán ocho días máximo para proporcionar las transacciones requeridas.

Mario Taracena, presidente del Congreso, indicó que surgieron dudas ayer entre legisladores sobre la vigencia de la ley para que la SAT pida información bancaria, ya que la ley permite investigar fiscalmente hasta cuatro años atrás.

Que el Estado les diga a todos los sectores que no se les revisará en esos cuatro años sería un favor de oro, por lo que el presidente Morales, que es la unidad nacional o la bancada oficial, deberán tomar una posición para compensar”, agregó Taracena.

Sin embargo, Solórzano señaló que espera que la autorización en el Congreso que se discute no tenga restricción de tiempo para que la SAT tenga acceso para la fiscalización de periodos pasados, como lo están realizando.

La Administración Tributaria se encuentra revisando expedientes de años anteriores y si se nos restringe a cierto periodo, se limitará el trabajo de la SAT y no digamos si se restringe a la entrada en vigor de la ley se estará utilizando dicha herramienta hasta el otro año”, resaltó el jefe del ente recaudador.

Solórzano agregó que es fundamental tener acceso a la información bancaria para realizar las investigaciones que realizan por trámite de contribuyentes en años anteriores.