El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, subrayó hoy la trascendencia del acuerdo alcanzado por las autoridades de México y Centroamérica que abre un camino de solución para los miles de migrantes cubanos que se encuentran en la región a la espera de una salida a su crítica situación.

La situación humanitaria de los migrantes cubanos requería una solución rápida e integral, y este acuerdo la facilita. Hay que felicitar los esfuerzos diplomáticos de los países implicados, porque han dado un paso de gigante”, afirmó el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, quien ha seguido de cerca el proceso.

El líder de la Organización Hemisférica reconoció además el papel desempeñado por el Papa Francisco para instar a una solución de la crisis. Almagro recalcó que "los migrantes tienen los mismos derechos que otros ciudadanos", y que esos derechos son válidos Independientemente de la situación administrativa en la que se encuentren.

El Secretario General ofreció el apoyo de la OEA para proteger la migración en el hemisferio de la trata de personas, y para desarrollar el acuerdo alcanzado el lunes en Guatemala por México y seis países centroamericanos. Además, reiteró la necesidad de proteger a las personas migrantes durante todo su recorrido.