El pasado 1 de junio unos hombres intentaron robar el vehículo de Melvin González, de 24 años, quien al rehusarse a entregarlo perdió la vida al ser atacado a balazos, pero su perro “el Gordo” persiguió a los delincuentes.

Desde entonces, los familiares de González, entre la consternación y el dolor, buscaban a la mascota, para que se despidiera de su mejor amigo.

El hecho ocurrió en la zona 11.

Por medio de la página de Facebook, “Abrazo animal” se informó que “El Gordo” llegó minutos antes de que los restos de Melvin salieron de su hogar hacia el cementerio.

“Hoy era día de decir hasta pronto a una gran persona, excelente compañero de trabajo, un amigo incondicional con un enorme corazón, quien creó un lazo de amistad muy fuerte con nuestro Gordo quien se extravió el mismo día que perdimos al Rafita”, escribe el sitio.

“Estuvimos buscando a su mejor amigo estos íltimos días en medio de tanta tristeza y justo hoy al llegar al entierro ahí llegó el Gordo a despedirse de su amigo con quien paseaba a diario y jugaba hasta cansarse”.

Un caso similar de amor incondicional entre hombres y mascotas conmovió al mundo cuando varios perros llegaron a despedirse de Doña Rose.