Luego de una reunión que sostuvo con el presidente Otto Pérez, el ministro de Salud, Luis Enrique Monterroso, informó que la cartera que dirige recibirá durante las próximas horas Q500 millones para el pago de deudas, entre salarios y servicios.

Monterroso confirmó que se mantiene una deuda a los proveedores que asciende a Q160 millones correspondientes a 2013 y 2014. "Se saldará durante los próximos meses de acuerdo a un plan congruente con la recaudación", aseguró.

Monterroso afirmó que con la junta directiva de médicos del Hospital San Juan de Dios se acordó un cronograma para el abastecimiento, con el objetivo de evitar medidas de hecho como la paralización del servicio. "No vamos a tener salarios atrasados", afirmó el funcionario.

Además, expuso que sostendrá un encuentro con representantes de las cámaras empresariales para explicarles las formas en que comenzarán a saldas las cuentas con los proveedores farmacéuticos y de servicios.