Jorge Alfredo Guillén, quien se mantenía prófugo por el caso La Línea, se entregó ante el Juzgado de Mayor Riesgo B, a cargo del Juez Miguel Ángel Gálvez.

La investigación del Ministerio Público (MP) y de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) da cuenta que Guillén está implicado en la red de defraudación aduanera, que sería dirigida por el expresidente, Otto Pérez Molina, y la ex vicemandataria, Roxana Baldetti.

Jorge Alfredo Guillén fungía como encargado de la aduana Santo Tomás de Castilla. Los delitos que enfrenta son asociación ilícita, casos especiales de defraudación aduanera y cohecho pasivo.

Guillén rendirá su primera declaración este martes junto a Delfino de Jesús Morataya Coloma, quien fue capturado por el mismo caso el viernes recién pasado.
 

Con información de Emisoras Unidas.