Carlos Pinzón, exgerente de recursos humanos de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) se entregó este jueves al Juzgado Quinto Penal, a cargo de la juez Judith Secaida, como parte del caso Redes.

Pinzón habría colaborado para obtener contratos laborales solicitados por el juez José Luis Patán, que pidió tras haber cancelado un proceso penal en beneficio del entonces jefe de la SAT, Carlos Muñoz. 

En una audiencia de mayo de este año, el juez Patán fue dejado en libertad con medida sustitutiva aunque ligado a proceso por tráfico de influencias. Muñoz siguió en prisión por los delitos de cohecho activo, cohecho pasivo, tráfico de influencias y asociación ilícita.

Kenneth Monzón

Foto:

El caso

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el MP señalaron a Patán de haber solicitado dos plazas para sus familiares en el ente de recaudación a cambio de desestimar una denuncia penal en contra de Muñoz.

César Medina Farfán (en prisión por ser el negociador en el caso Redes) contactó al juez para suspender el proceso judicial en contra de Muñoz, quien fue señalado de estafa propia, abuso de autoridad, peculado, concusión y fraude, señala la acusación.

Kenneth Monzón

Foto:

En una de las audiencias la Fiscalía reprodujo una serie de escuchas telefónicas en la que Medina Farfán conversó con Sandra Vargas, quien le recordó: “Estoy saliendo de Tribunales, todo solucionado, ya no habrá audiencia pero me pidió dos puestos, sencillos”.

En la conversación detallaron que “enviarán” las hojas de vida de las personas para “los puestos” en la SAT.