El exdiputado, Carlos Herrera, se entregó a la justicia un día después de que fuera buscado por el Ministerio Público y la Policía Nacional Civil (PNC) en allanamientos por los indicios en su contra de haber participado en contrataciones irregulares y plazas fantasma en el Congreso de la República.

Herrera es señalado por la Fiscalía de los delitos de abuso de autoridad y peculado por sustracción.

La investigación da cuenta que Herrera solicitó la contratación de 20 personas de las que siete eran plazas fantasma:

1 asistente de Q20 mensuales

2 asistentes de Q15 mil

11 asistentes de Q10 mil

1 asistente de Q8 mil

1 secretario de Q7 mil

3 guardias parlamentarios de Q6 mil

1 Ujier de Q4 mil

En el Juzgado Décimo Penal está programad que se lleve a cabo la audiencia de primera declaración contra los exdiputados Alfredo Rabbé y Edgar Cristiani, así como contra el exdirector general del Congreso, Luis Mijangos, por el mismo caso.