Autoridades de Guatemala han detenido en 2016 a 1.602 migrantes supuestamente africanos, una cifra considerablemente superior a los 13 detectados en todo 2015, informó este martes una fuente oficial.

Fernando Lucero, portavoz de la estatal Dirección General de Migración de Guatemala, dijo a la AFP que desde enero se incrementó el paso de africanos que recorren el territorio centroamericano con la intención de llegar a Estados Unidos.

De acuerdo con el funcionario, 1.436 de los detenidos son originarios de la República Democrática del Congo.

No obstante, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha confirmado que la mayoría de los migrantes que se identifican como africanos, en realidad son haitianos procedentes de Brasil.

La policía también ha remitido a los albergues de la institución a migrantes originarios de Ghana, Somalia, Senegal, Camerún, Guinea, Gambia, Togo y Yemen, señaló el portavoz.

Lucero explicó que el aumento significativo de la migración africana por Guatemala está ligado "a la restricción de las normas migratorias por parte de Europa, que les hace buscar nuevas rutas".

Indicó que tras contactar a los consulados africanos, con los cuales se confirma la nacionalidad de los migrantes, éstos son trasladados a Honduras y El Salvador, países vecinos por los que generalmente ingresan.

La policía guatemalteca ha detenido casi cada semana desde enero autobuses y taxis utilizados para llevar a los migrantes hacia México, donde se han saturado los albergues y centros humanitarios en ciudades fronterizas.