Ante la manifestación de trabajadores de empresas de encomiendas y transporte en el Palacio Nacional de la Cultura, el intendente de Aduanas, Werner Ovalle, indicó que los envíos familiares desde Estados Unidos sin carácter comercial no debe ser mayor de US$500.

El encargado de las aduanas comentó que han tenido reuniones con empresas y transportistas de encomiendas donde se propuso a los representantes a entregar una propuesta para buscar soluciones a los problemas que denuncian.

“Todos tenemos que estar en apego a la normativa, en específico lo que determina qué es el procedimiento de despacho y cuáles son las condiciones está tipificado en los artículos 595 y 596 del Recauca, donde una de las condiciones para que sea considerado como un pequeño envío sin carácter comercial es que no haya gozado el beneficio en los últimos seis meses, es decir que una persona tiene derecho a realizar esos envíos dos veces al año”, agregó Ovalle.

Además, el intendente indicó que la mercadería en las encomiendas no sea susceptible para sea destinado para fines comerciales, sino familiar, por lo que se han realizado ajustes en envíos que superan ese monto.

Ovalle indicó que han recibido dos denuncias por actos de corrupción, una de las cuales ya está en proceso de investigación, mientras que la otra es sobre técnicos que han pedido cobros, por lo que la gerencia interna de la SAT realiza la investigación.

Trabajadores de las empresas de encomiendas señalaron cobros ilegales y robo de mercadería por parte de los técnicos que revisan los envíos.