El personaje cambió su trineo y su traje rojo para abordar un Transurbano y recorrer el Centro Histórico. Jo, jo, jo, feliz Navidad decía Santa al regalar juguetes, calendarios y dulces a los niños y los adultos.