El supuesto pandillero salvadoreño Julio César Flores López y su esposa la guatemalteca Nelsy Yuvitza Paredes Terron fueron vinculados al proceso penal por su participación en la explosión de una bomba en un autobús en San José Pinula que dejó dos muertos y 15 heridos el mes pasado.

Eduardo Cojulun, titular del Juzgado Undécimo Penal, los dejó en prisión y aceptó los indicios de la Fiscalía.

Flores fue vinculado por asesinato, asesinato en grado de tentativa, asociación ilícita y su conviviente por extorsión. Ambos se tomaban de la mano durante la audiencia en el tercer nivel de la Torre de Tribunales.

Tres adolescentes también están vinculados al caso en el Juzgado Segundo de Menores en Conflicto con la Ley. Otro supuesto pandilleros ya fue enviado a prisión.

El caso

La mañana del 6 de marzo de 2016 una bomba explotó cuando circulaba un bus extraurbano en San José Pinula.

El 1 de abril la Policía y la Fiscalía realizaron 9 allanamientos para detener a supuestos integrantes de la célula “Vatos Locos”, del Barrio 18.

Los reos de Fraijanes asesinaron a Óscar Armando Lorenzana, alias “Arjona” el 17 de marzo. En un video explicaron que el reo “había ordenado colocar la bomba”.

La investigación detalla que Érick Juárez Contreras, fabricó la bomba en la colonia La Comunidad, en Mixco, donde fue asesinado el mes pasado.