El juez décimo, Walter Villatoro, envió a la cárcel Mariscal Zabala a Salvador Gándara, ex ministro de Gobernación y ex alcalde de Villanueva por “no tenerQ15 millones de fianza al ser vinculado al caso de una negociación ilícita para remodelar una prisión.

El juzgador le notificó la resolución de la Sala Primera del Ramo Penal que modificó la fianza de Q1 millón a Q15 millones.

Gándara es acusado de fraude, concusión, conspiración para el fraude y conspiración.

Se trata del convenio que existió entre Gándata y la organización no gubernamental Fundtech, que a su vez contrató a la empresa Serdiconstru para ejecutar el proyecto de remodelación de la prisión Fraijanes II. El monto estafado fue de Q17.4 millones.

La obra fue sobrevalorada y previamente concertada a efectos de beneficiar las empresas involucradas del grupo Lainfiesta, a cambio de obtener altas comisiones, defraudando al estado, según la investigación del Ministerio Público y la Comisión Internacional en contra de la Impunidad en Guatemala (CICIG) que fue realizada en 2012.

La Contraloría General de Cuentas reveló anomalías en los procesos de contratación y en la ejecución del proyecto, así como en actuaciones tanto de la ONG como de algunos funcionarios del ministerio de Gobernación de ese entonces (2009).

Colaborador

Oscar Mauricio Vásquez Ramírez, propietario de la empresa Serdiconstru, a la cual se le adjudicó el contrato de remodelación de la cárcel Fraijanes II en el 2009, declaró en 2011 como colaborador eficaz.

Mencionó que su empresa fue utilizada como fachada por los empresarios Rodrigo Lainfiesta Rímola (en libertad por pago de fianza) y su primo Juan Diego Lainfiesta Cajas (prófugo).

También está vinculado al ex ministro de Gobernación Raúl Velásquez (quien está preso), sindicado de fraude, abuso de autoridad e incumplimiento de deberes.

Estuvo preso
Gándara fue detenido el 23 de marzo de 2011 por su presunta participación en un caso de lavado de dinero de Q1.7 millones durante 2005.

El exministro, según las autoridades, fue detenido cuando salía de su residencia en el kilómetro 23 de la carretera que conduce a El Salvador.

Gándara, quien fue reelegido en las elecciones generales de 2008, dirigió la cartera del Interior en los primeros meses de 2009, pero al dejar ese alto cargo volvió como jefe edil de Villa Nueva.

Gándara había perdido su inmunidad como alcalde el pasado 8 de marzo a petición de la Fiscalía, que lo acusa del delito de lavado de dinero por un monto Q1.7 millones en 2005.

Según la denuncia, Gándara realizó transacciones entre la municipalidad de Villa Nueva y contratistas de obra pública, pero los fondos los destinó para compra de pasajes aéreos y un vehículo para su esposa, Brenda Ruano Padilla, entre otros.