El caso


La acusación detalla que el desfalco ocurrió entre enero y diciembre de 2001.


• Sindicado. Enrique Ríos Sosa, hijo del militar retirado José Efraín Ríos Montt, es el principal señalado por desfalco.


• Otros. La Fiscalía señala al abogado Moisés Galindo, Luis Alberto Gómez Randolfo, Leonel Chacón, Miguel Ángel Salguero, Sergio Hugo Cárdenas, Pedro Adolfo Catalán y Luis Catarino Estrada, quienes eran integrantes del Departamento de Finanzas, de la cartera de la Defensa, durante el gobierno de Alfonso Portillo (2000-2004).


• Retiros. El dinero fue trasladado a cuentas de particulares por medio de 274 certificaciones financieras.
 

La resolución señala que el Ministerio Público, en su dictamen, cuenta con suficientes pruebas e indicios para comprobar, en un debate, la participación de los militares en el desfalco millonario de Q471 millones durante el gobierno de Alfonso Portillo (2000-2004).

En septiembre de 2013, el juez décimo Walter Villatoro decidió sobreseer el caso, con el argumento de que que las pruebas que presentó la fiscalía eran las mismas que se utilizaron en el juicio contra el expresidente Portillo, que resultó absuelto por el desvío de los fondos.

El 21 de octubre de 2014 la Corte Suprema de Justicia reactivó el caso y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) solicitó la revisión (casación) que autorizó la Cámara Penal.


La fiscalía pretende que se juzgue por peculado y falsedad ideológica en forma continuada a Ríos Sosa, quien fungió como el director financiero de la cartera de la Defensa y otros siete oficiales del Ejército.

Lee también: