La Sala Primera de Apelaciones Penal escucha este jueves los argumentos de los interesados por un amparo que suspendió el juicio especial por delitos contra los deberes de la humanidad y genocidio en contra de Efraín Ríos Montt, quien fue jefe de Estado de facto y José Mauricio Rodríguez, quien fue su jefe de Inteligencia.

Un amparo de la Sala suspendió el debate esta semana en el Tribunal de Mayor Riesgo B, presidido por la jueza María Castellanos.

El amparo fue otorgado a los representantes de las víctimas para separar el juicio y que se juzgue a cada implicado por separado debido a que Ríos Montt fue declarado demente senil el año pasado y el juicio se desarrolla a puerta cerrada.

La defensa pide que se separen los juicios.