La Sala Tercera de Apelaciones del ramo Penal benefició a dos ex asesores de seguridad durante el gobierno de Alfonso Portillo (2000-2004) al anular la sentencia de cinco años de prisión.

Se trata de Jacobo Esdras Salán Sánchez y Napoleón Rojas Méndez quienes fueron condenados el 5 de junio del 2014 a cinco años y tres meses de prisión por la sustracción de Q30 millones del Ministerio de la Defensa.

La Sala determinó hubo una incongruencia entre la acusación que el Ministerio Público y la sentencia.

Mario Cuevas, abogado defensor, mencionó que no podían ser culpables porque Portillo fue declarado inocente.