Los médicos del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) han dado el “alta” médica a la exvicepresidenta Roxana Baldetti, quien está internada desde el 14 de agosto en el Centro Médico, en la zona 10 y ha sido notificada que está detenida por defraudación al fisco.

Su abogado, Mario Cano, interpuso a las 15:20 horas un recurso de exhibición personal en el  Juzgado de Paz Penal de Faltas de Turno. Con esto un juez debe visitarla en la habitación 404 y “constatar” su estado de salud.

El juez de Mayor Riesgo B, Miguel Gálvez, llegó a la cama donde descansa la exvicemandataria y le hizo saber el motivo de su detención a las 14:45 horas y le recordó que “su situación legal continuaba igual y debía permanecer en el hospital”.