El Tribunal B de Mayor Riesgo ha ordenado que el general en condición de retiro, José Efraín Ríos Montt, continúe bajo arresto domiciliario.

El Ministerio Público había solicitado que se cancelara la situación porque "no ha demostrado su disposición a someterse a la justicia". La defensa explica que fue el exmilitar quien se presentó de forma voluntaria a la justicia.

Ríos Montt junto con el general José Mauricio Rodríguez Sánchez son acusados de los delitos de genocidio y delitos contra la humanidad.

El exjefe de facto ya fue juzgado y sentenciado a 80 años de prisión el 10 de mayo del 2013, aunque la Corte de Constitucionalidad suspendió el fallo.

La acusación detalla que los militares planificaron la muerte de mil 771 indígenas, mil 400 violaciones sexuales y del desplazamiento forzoso de por lo menos 29 mil personas.

Ríos gobernó el país del 23 de marzo de 1982 hasta el 8 de agosto de 1983.

El inicio del juicio será el 5 de enero del 2015.