El titular del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, Sydney Samuel, informó que por los desechos vertidos por tintoreras del sector el agua del río Samalá se tornó de color rojo en Quetzaltenango.

"Definitivamente ya tienen una multa porque no tienen instrumentos ambientales, dependiendo del estudio que hagan, vamos a tener que darles lineamientos. Las multas pueden variar pero puede ser de Q25 mil", expuso el funcionario.

Amílcar Ávila

Foto:

El ministerio de Ambiente ha inspeccionado unas cinco tintorerías dijo Samuels quien agregó "vimos que muchas de ellas no tenían estudios de impacto ambiental. Nos vemos obligados a proceder de acuerdo con la ley y proceder a denunciar".

Además del color rojo, al ministro también le preocupa la contaminación con productos químicos, como sulfatos, que fueron vertidos, ya que dañan la biodiversidad, comentó.

Stereo100Xela

Foto:

"Tuvimos que proceder a pedirles que presentarán un diagnóstico ambiental y tendremos que proceder de acuerdo con la ley" afirmó Samuels quien también explicó que "aunque son negocios pequeños y familiares, sumados, están contaminando un río importante”.