La exministra de Gobernación, Adela Camacho de Torrebiarte y el extitular de la cartera del Interior, Francisco Jiménez, dieron sus puntos de vista en Emisoras Unidas acerca del asesinato del capitán Byron Lima Oliva y el de otras 12 personas en el interior de la Granja Penal Pavón, ubicada en Fraijanes.

Para Jimenez “el grupo que cometió el atentado no es un grupo espontáneo sino que es gente que sabe lo que hace”. A su criterio hay que tomar en cuenta que Lima tenía círculos de seguridad, por lo que hace pensar que el crimen fue resultado de una “acción planificada” que requirió vigilancia e información.

Publinews

Foto:

Jiménez considera que la masacre en Pavón tiene que verse como “una ventana de oportunidad” porque es el momento en el que el Estado puede asumir “las riendas del Sistema Penitenciario.

Camacho de Torrebiarte opinó que “es impresionante que hayan tenido tanta arma allá adentro”, al referirse a la granada y pistolas usadas en la muerte de 13 personas.

La exministra recordó que Lima Oliva generaba problemas a la cárcel donde era llevado, porque le gustaba ejercer el poder. Recordó una ocasión en la que ella decidió trasladarlo a la misma cárcel donde estaba su padre, Byron Lima Estrada, movimiento que permitió contenerlo por el control que ejercía su papá, recordó.

Publinews

Foto:

Eddy Morales exdirector del Sistema Penitenciario, dijo que la corrupción generalizada que viene de “años tras años” y el hecho de que Presidios que es el “eslabón más débil del sector justicia”, son factores que permiten que ocurran hechos de ese tipo.

Morales consideró que también pudo haber fallado el sistema de inteligencia porque de haberse tenido información del ataque, se tuvieron que haber tomado medidas para evitarlo.