En los archivos confidenciales del bufete panameño Mossack Fonseca, a los que tuvieron acceso el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, la cadena Univisión Noticias, el periódico digital salvadoreño El Faro y Plaza Pública, aparece en varias ocasiones el hombre de Harold Caballeros, quien es expastor, excandidato presidencial y quien también fuera Canciller del gabinete de gobierno del Otto Pérez Molina.

Según la publicación, “Caballeros mantiene desde hace casi dos una serie de empresas y sociedades albergadas afuera de su sede de operaciones, en Las Bahamas, a nombre de su iglesia cristiana El Shaddai”, fundada en 1982.

La investigación señala que Caballeros y su esposa, Cecilia Arimany Tejada, son clientes del bufete panameño Mossack Fonseca desde 1999.

Ante los hechos Caballeros explicó vía telefónica, al medio que lo entrevistó, que las empresas “fueron para gestionar las misiones que la iglesia El Shaddai en otros países con el objetivo de agilizar la mecánica diaria de abrir cuentas de bancos y recibir el dinero de las iglesias”.

El informe da cuenta que Mossack Fonseca ha ofrecido a la iglesia El Shaddai "la custodia de libros legales y el de prestanombres para la directiva de Apostolic Ministries International Ltd, una práctica común en sociedades ubicadas en paraísos fiscales, cuyos directores visibles no son los verdaderos beneficiarios de las empresas."

Caballeros argumentó que crear las sociedades afuera del país también fue motivado por el hecho de que en Guatemala se lleva mucho tiempo.


“No recuerdo que hayamos hecho declaración de probidad. Recuerdo que discutimos en el Gabinete sobre el asunto. Y es que Guatemala tiene un problema y es la falta de seguridad”, indicó el expolítico al relatar que no declaró sus empresas “offshore” cuando asumió como Ministro de Relaciones Exteriores.