La corporación municipal de San Miguel Petapa ratificó un acuerdo de hace dos años en el que se prohíbe la venta, distribución y consumo de licores en todas las tiendas del municipio. El Vicepresidente, Jafeth Cabrera, opinó que esa medida debería ser implementada por otras comunas.

El argumento de las autoridades de San Miguel Petapa es que la restricción se hace para evitar hechos de violencia así como para proteger el ornato y la tranquilidad.

En la disposición municipal se indica que no podrán abrirse nuevos comercios de licores y que la multa por hacerlo será de Q1 mil 500.

El Vicepresidente opinó que es decisión de los gobiernos locales tomar ese tipo de decisiones y consideró que son positivas.

Además, dijo que dialoga con autoridades de Villa Nueva porque por denuncias de que en ventas de licor también se expende droga, por lo que se busca una solución entre varias instituciones.