La Policía Nacional Civil (PNC) interceptó este lunes en el kilómetro 15 de la ruta al Atlántico un bus que venía de Esquipulas, Chiquimula. Al realizar la inspección, los agentes de la PNC se percataron que los pasajeros no eran guatemaltecos.

Al requerirles sus documentos, ninguno los entregó. Se constató que son 23 personas procedentes de la República del Congo, 13 hombres, 7 mujeres y 3 niños.

Además, se capturó al piloto y al ayudante de la unidad, quienes presuntamente llevaban bajo su responsabilidad a dichas personas.

“La PNC les brindó el apoyo humanitario necesario a los extranjeros, en especial a los menores, mientras coordinaba con la Dirección General de Migración las acciones correspondientes para continuar con la protección y su traslado”, según las autoridades policiales.

El procedimiento es el resultado de una llamada al 1561 del programa "Cuentéselo a Waldemar" de la División de Información Policial DIPSGIC, coordinados con la Comisaría 12.