Evaluaciones

Con la nueva normativa, el personal del Congreso será evaluado.

•   Supervisión. La primera evaluación de desempeño se llevará a cabo dentro de los cinco meses después de que entre en vigor dicha ley.

•   Vigencia. La nueva legislación cobrará vigencia un día después de su publicación oficial.

“Había altas expectativas”
Análisis de Cristhians Castillo, politólogo

La primera frustración es que defienden a personal que tiene señalamientos políticos porque no se atrevieron a que haya temas retroactivos y eso deja fuera a las redes de familias que ya copan al Congreso y tienen derechos adquiridos, pues se había levantado altas expectativas para depurar la contratación de personal. La reforma al artículo 100 se espera que no termine siendo procesos de despido engorrosos y representen altos costos para el Estado, pues el tema tutelar beneficia al empleado.

Después de dos días de discusión diputados finalizan la aprobación de las reformas a la Ley de Servicio Civil del Legislativo.

Entre los procesos que se establecieron en la nueva legislación para la contratación de empleados del Congreso es que todos los trabajadores deberán entregar una declaración jurada para corroborar que laboren familiares y eliminar los núcleos de familias en dicho organismo.

En el informe anual de la Contraloría General de Cuentas se detectaron 71 redes familiares, seis de ellos vinculadas a sindicalistas.

También para trabajar en el Legislativo se realizará por concurso de oposición   pública por la Dirección de Recursos Humanos, que deberá llenar conocimientos, habilidades del puesto, quienes deberán cumplir con el periodo de prueba de tres meses.

La contratación del personal será responsabilidad de la junta directiva y no solo del presidente, como ha sido en años anteriores.

Además, en la nueva legislación se regula el pago de salarios, por lo que ningún empleado podrá devengar más que los congresistas, pues los salarios serán ordenados en la clasificación de cargos.

Una de las modificaciones que generó controversia entre los diputados fue las que le se le hicieron al artículo cien que aborda la estructuración de puestos y salarios, en el cual se menciona la elaboración de manual de puestos y salarios.

A dicho artículo, el presidente del Congreso, Mario Taracena, trató de modificarlo indicando que las controversias o los litigios de cualquier índole con los órganos de la dirección del Legislativo o cualquier autoridad superior debía resolverse en la vía ordinaria; sin embargo, la propuesta fue rechazada.

Por ello, la diputada Sandra Morán planteó una segunda enmienda a dicho artículo que establece que cualquier controversia o litigio laboral con las direcciones del Congreso deberán resolverse en tribunales de trabajo y en caso de agotarse las vías será en órganos competentes.

La enmienda es para enfocar el artículo que era amplio y eso generó controversia, por lo que se decidió establecer la parte laboral”, agregó Morán.