El próximo 4 de febrero se cumplen 39 años desde que un terremoto de 7.5 grados en escala de Richter sacudió el territorio guatemalteco, dejando como saldo unas 23 mil personas fallecidas, 76 mil heridas, y más de un millón sin hogar.

En busca de prevenir que actos lamentables como el ocurrido en 1976 se repitan, las autoridades trabajan para instruir a los pobladores, por ello se llevará a cabo un simulacro en donde 24 instituciones de Gobierno pondrán en marcha sus planes de respuesta de evacuación, así lo explicó David de León, portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED).

Según el entrevistado, solo se sabe que el simulacro será el 4 de febrero, pero no se confirmó a qué hora exacta se iniciará, pues tal como si se tratara de un sismo real, tomará por sorpresa a las personas, así que será al momento en el que suene una alarma cuando la actividad dará inicio.

Posteriormente, la CONRED emitirá un informe en donde explicará la capacidad de respuesta de las diferentes instituciones que participarán, finalizó De León.