La muerte de un comerciante que supuestamente ocasionaron agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) hizo que los pobladores del municipio de Santiago Atitlán, Sololá, incendiaran la subestación policial y la municipalidad de ese lugar.

La víctima fue identificada como José Elías Chumil, de 28 años, debido a que se negó a vender licor a los agentes de seguridad quienes se encontraban de descanso.

Además, los vecinos quemaron dos autopatrullas y debido a que policías se encontraban en la comuna decidieron prenderle fuego, por lo que bloquearon el acceso al municipio por San Lucas Tolimán y San Pedro La Laguna.

La Procuraduría de los Derechos Humanos coordina acciones interinstitucionales para mediar con los pobladores.