La investigación del Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) determinó que durante el gobierno del Partido Patriota, el expresidente Otto Pérez Molina y la ex vicemandataria Roxana Baldetti se gastaron alrededor de Q787 millones en compras de propiedades, yates, viajes y contratos entre empresas ficticias con instituciones gubernamentales.

Sin embargo, durante el periodo de Pérez y Baldetti el sistema de salud reflejó una crisis por la falta de medicamentos y pago de sueldos, como la entrega de fondos a los hospitales ocasionando así que por varias veces fueran cerradas las consultas externas.

Autoridades del Ministerio de Salud a principios de año se tenía una deuda registrada de Q187 millones, sin embargo, indicaron que es de Q532 millones, ya que entre los compromisos por pagar está el Hospital Roosevelt por Q114 millones, en el Hospital San Juan de Dios hay que desembolsar Q91 millones, en el nosocomio de Quetzaltenango se adeudan Q27 millones, mientras que en los centros médicos de Escuintla, Huehuetenango y Coatepeque se deben cancelar Q16 millones, Q13 millones y Q16 millones, respectivamente.

MP

Foto:

De acuerdo con la presentación de los entes de investigación Pérez y Baldetti desembolsaron alrededor de Q67 millones por la compra de fincas, lanchas, vehículos, gastos en tarjetas de crédito, por compras de joyas y ropa.

Los Q500 millones restantes fueron otorgados a contratos estatales con las empresas Urma, Publicmer, Publiases y Serpumer, las cuales eran dirigidas por Baldetti.

Además, Q220 millones fueron otorgados a los canales 3 y 7 por pautas publicitarias de gobierno.