La fiscalía contra el lavado de dinero del Ministerio Público (MP) informó haber realizado dos diligencias de allanamiento, una de ellas en la Casa Presidencial buscando información de la Guardia Presidencial, pero no fue secuestrado ningún documento. El vocero presidencial Heinz Heimann dio una versión diferente.

“En aras del apoyo y de transparencia se les dio la apertura para que pudieran constatar que en dichas instalaciones no existía papelería u oficinas de lo que estaban buscando” dijo Heimann.

El portavoz explicó que la orden de allanamiento se consignaba la búsqueda de información del Estado Mayor Presidencial, que fue cerrado desde el 2003, lo que le hace suponer que se trata de un caso de otras administraciones de gobierno, aunque el caso está bajo reserva.

Emisoras Unidas

Foto:

Heimann indicó que además de permitirle a los fiscales que hicieran un recorrido por las instalaciones de la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS), por la dirección que tenía la orden, pero después se les remitió al Cuartel de Matamoros, donde podría encontrar la información.

Mientras tanto, la Fiscalía estableció que el área inspeccionada en Casa Presidencial es un área de descanso, no oficinas administrativas. Además, confirmó que el desarrollo del allanamiento en Matamoros.