El riesgo a ser deportados y seguir sin oportunidad de obtener documentos para trabajar son las consecuencias del empate 4-4 de la Corte Suprema de Estados Unidos, que tenía que decidir acerca del plan de inmigración propuesto por el presidente, Barack Obama.

“Estamos tristes” dijo Reginaldo Arredondo, de Fedesgua, en el programa A Primera Hora de Emisoras Unidas, quien indicó que ahora todos los indocumentados quedan en el limbo, posiblemente no vayan a ser deportados pero tampoco podrán obtener un permiso de trabajo por lo que tienen que seguir estando “en las sombras”, indicó.

También se mantiene el riesgo de que puedan ser deportados los padres y no los hijos nacidos en territorio estadounidenses, expuso Arredondo.

Getty Images

Foto:

Para el líder migrante, Marvin Otzóy, ahora hay que seguir con el activismo y con el cabildeo, comentó. A su criterio, en noviembre hay una oportunidad de elevar la voz en las urnas.

Acerca del impacto de las próximas elecciones en Estados Unidos en los migrantes indocumentados Arredondo expuso que si es un presidente demócrata hay esperanzas de que la situación se mejore por medio de una reforma migratoria en el senado.

Si gana un republicano la situación se vería muy difícil, ya que de acuerdo a lo que ha anunciado el aspirante a la candidatura, Donald Trump, se vendría una “cacería de migrantes”, explicó Arredondo.