El exmandatario Otto Pérez Molina se dirigió por más de 50 minutos ante el juez Miguel Ángel Gálvez. Durante su declaración arremetió, en varias ocasiones, en contra de Iván Velásquez, jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), y Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, colaborador eficaz.

Mientras Pérez hizo uso de la palabra, algunos de los implicados en los casos de corrupción “Cooptación del Estado” y “La cooperacha” estuvieron atentos, mientras que otros no tanto.

Varios revisaron sus celulares, otros leyeron la prensa y, algunos tuvieron el tiempo de recuperar el sueño.