Existe la posibilidad de salir de casa en la ciudad y viajar al interior del país o al extranjero para conmemorar la Nochebuena y la Navidad y al regresar ¡Sorpresa! Has sido robado. La vivienda fue vaciada de los objetos de valor.

Cada descanso prolongado a la Policía llegan decenas de reportes de personas que fueron víctimas de los delincuentes que aprovechan para llevarse electrodomésticos, joyas y objetos de valor.

No existe una zona más propensa a este tipo de robos. “Las bandas hacen labor de inteligencia, se han detenido personas que habían deambulado en las calles verificando si habían casas vacías”, explicó Jorge Aguilar, portavoz de la Policía.
Un sistema de alarma siempre es una tranquilidad. Pero no es la única alternativa. Hay algunos consejos que pueden ayudar a prevenir robos o daños a la vivienda durante la ausencia de sus dueños”, menciona Alba Asturias, presidenta de la Gremial de Compañías de Seguridad.

Qué hacer

Luces encendidas:

El viejo truco de la luz encendida también puede ayudar a proteger el hogar. Lo más simple es dejar prendida una luz que se vea desde la calle. Ilumine bien el exterior de su vivienda, si puede ser, mejor con detectores de movimiento asociados a los focos. Instale temporizadores de encendido y apagado de luces, radio o cualquier otro aparato que ayude a mantener la ilusión de que hay personas en casa.

Las joyas:

Si tenemos joyas, dinero, computadoras portátiles y otros elementos fáciles de transportar, lo ideal es mantenerlos en una caja de seguridad.

El contestador telefónico:

Si no tiene contestador conectado, es un buen momento para adquirirlo; evita que el teléfono suene durante minutos, advirtiendo que no hay nadie para contestar.

A quién le contamos:
No es cuestión de volverse paranoicos, pero es mejor que pocas personas, y sólo las más allegadas, sepan que nos vamos de vacaciones y en qué fechas. Comentarlo en público podría ser un riesgo.

Visitantes esporádicos:
Si alguien en la familia o algún allegado puede hacerlo, no está de más pedirle que pase por casa al menos una o dos veces. Aunque sólo se quede unos minutos, puede abrir ventanas, y prender o apagar luces, mostrando movimiento.

Qué no hacer

Evite mencionar su viaje:

No haga difusión de su proyecto de viaje ante desconocidos, ya sea en el supermercado, el taxi o en cualquier lugar donde sepan con exactitud su dirección.

Redes sociales:

Tampoco divulgue su ausencia en blogs y redes sociales y enseñe a sus hijos a no hacerlo tampoco.

Los objetos:

No deje artículos valiosos en terrazas, balcones o, simplemente a la vista a través de ventanas