Tristeza, esperanza, llamado a la calma y unión es el sentir expresado por líderes migrantes guatemaltecos que viven en Estados Unidos, recogido de sus bases, luego que el republicano Donald Trump fuera elegido como el presidente de ese país.

En el programa A Primera Hora de Emisoras Unidas, Carlos Roberto Calderón, presidente de Coalición Nacional de Inmigrantes Guatemaltecos (Conguate), opinó más allá de la preocupación “es momento que Guatemala sea más creativa para crear programas de desarrollo lleguen a los lugares más pobres para que deje de ser un país expulsor”.

Calderón dijo que en lugar de salir a buscar el sueño americano, en Guatemala deben crearse condiciones para que sus ciudadanos cumplan sus sueños. Acerca de lo dicho en campaña por Trump de deportar a los migrantes, estimó que no le “están dando el cheque en blanco ya que hay leyes que regulan al presidente”.

Timothy A. CLARY / AFP

Foto:

Ben Monterroso, de la organización Mi Familia Vota, teme que el nuevo presidente revoque medidas aprobadas por Barack Obama. Pese a eso, aseguró que continuarán con la lucha de tener acercamiento con el nuevo gobierno para asegurar beneficios como salarios justos y salud, para proteger lo que se ha ganado.

A su criterio, Guatemala tiene que dejar de “seguir siendo un espectador de lo que pasa con la comunidad migrante”. Además, dijo que no se debe pasar por alto que Trump tiene un Congreso con mayoría republicana, misma que podría alcanzar en el Senado en 2018.

La exvicecanciller, Marta Altolaguirre, también invitada al programa, dijo que existe el riesgo de desintegración familiar por las posibles deportaciones. “Tiene que haber más intervención del Estado de Guatemala en las negociaciones que se puedan hacer y en la proyección de las organizaciones migrantes en ese país”, señaló.

DAVID MCNEW / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / AFP

Foto:

El presidente de la comisión de Relaciones Exteriores del Congreso de la República e integrante de la comisión del Migrante, Héctor Caná, dijo que la victoria de Trump no deja de ser preocupante.

Al mismo tiempo hizo un llamado a la calma a los migrantes que viven en Estados Unidos. “Ojalá no sea tan radicales como en el discurso de campaña”, comentó acerca de las medidas que se esperan del nuevo gobierno