En lo que va del año, en Guatemala se han realizado 15 enlaces matrimoniales de turistas a través del proyecto “Bodas del destino”, impulsado por el Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat). 

Según Brenda Saldaña, directora de mercado de la entidad, se espera que entre los meses de marzo y abril se incremente ese número.

Los extranjeros, la mayoría de los Estados Unidos, prefieren casarse en Antigua Guatemala, Sacatepéquez, y en el Lago de Atitlán en Sololá, según la entrevistada.

Los costos de la boda oscilan entre los 25 mil hasta los 400 mil dólares. La mayoría de bodas cuenta con un promedio de 60 invitados.