Decenas de mujeres participaron en la tradicional caminata para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y destacó la participación de una de ellas disfrazada de “Superpoderosa” que exigió respeto e inclusión.

La mujer se acomodó una máscara dorada con franjas plateadas como las que utilizan los participantes en la “lucha libre”. También usó una capa oscura y un cinturon blanco en representación al poder para defenderse.

En la Plaza de los Derechos Humanos, frente a la Corte Suprema de Justica (CSJ) entregaron un pliego de peticiones a la magistrada Silvia Valdés, quien se comprometió a por la aplicación de la justicia.

Luego se desarrolló la habitual caminata por el Paseo de la Sexta hasta la Plaza de la Constitución frente al Palacio Nacinal de la Cultura.

“Soy mujer, no más violencia”, “¿Qué exigimos las mujeres? Justicia”, “Educar a las niñas y los niños es igualdad”, se pudo leer en algunas pancartas.

Las cifras oficiales detalla que este año han sido asesinadas 625 mujeres. La fiscal general compartió un pronunciamiento.