El Ministerio de Finanzas presentó la iniciativa de ley de reforma tributaria a economistas de centros de investigación, donde se incluye aumentar el impuesto al petróleo y sus derivados, así como al cemento.

Actualmente el impuesto por galón a los combustibles es de Q4.70 y llegará Q7.70 para regular y superior, mientras que el del diesel pasará de Q1.7 a Q4.70.

Ministerio de Finanzas

Foto:

En el caso del cemento se elevará de Q1.50 a Q5.

Además, se propone una tasa impositiva al Impuesto Sobre la Renta (ISR) para los pequeños contribuyentes así como para los empleados en relaciones de dependencia.

Otro cambio sería en las regalías por extracción de metales preciosos que subiría a un máximo del 10 por ciento. El presidente, Jimmy Morales, indicó en ocasiones anteriores que se justifica ese incremento ya que se trata de recursos no renovables.

Ministerio de Finanzas

Foto:

Entre la reforma está que el Impuesto Único Sobre Inmuebles (IUSI) sea recaudado por la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) y ya no por las municipalidades, a petición de las comunas.

Aunque la propuesta no contempla aumento al Impuesto de Valor Agregado (IVA), el exviceministro de Economía Erick Coyoy, consideró que subir el impuesto a los combustibles tendrá el mismo efecto práctico de haber aumentado el IVA, porque se elevarán los precios de todos los productos del transporte colectivo.