El desconocimiento por las autoridades financieras sobre guatemaltecos tienen offshore en el extranjero, hizo que congresistas de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) busquen reformar la Ley de Bancos y Grupos Financieros para poder fiscalizar esas entidades fuera de plaza.

La propuesta se debe por el caso Panama Papers, donde Guatemala aparece como el sexto país con más offshore creadas en esa nación.

Carlos Barreda, diputado de la UNE, sugirió que uno de los cambios será para obligar a los abogados informar a la Superintendencia de Bancos (Sib)   sobre la creación de ese tipo de negocios fuera del país, pues se desconoce las operaciones realizadas en Panamá.

El jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria, Juan Solórzano, indicó que se debe aprobar el levantamiento del secreto bancario con fines tributarios, para hacer un cruce de información.