Los diputados Alejandra Carrillo y Javier Hernández presentaron este martes la iniciativa de ley contra el castigo físico u otras formas de castigos crueles como método de corrección o disciplina hacia la niñez y adolescencia.

Según la propuesta de los legisladores de los bloques Movimiento Reformador y Frente de Convergencia Nacional-Nación, que el castigo físico es una violación a los Derechos Humanos causa daños físicos y psicológicos, fomenta la violencia y no es una medida efectiva de disciplina.

En la iniciativa de ley se propone prisión de cuatro a ocho años reformando el artículo 50 del Código Penal, para quien agreda a la niñez y la adolescencia como medida de corrección o disciplina.