Los diputados de Compromiso, Renovación y Orden (Creo) y Unionista, Selvín García y Álvaro Arzú Escobar presentaron una propuesta de ley para sancionar y cancelar la licencia de aquellas personas que conduzcan bajo efectos de licor.

De acuerdo con los congresistas la cancelación de la licencia puede ser de cinco a 10 años, dependiendo de la sanción las cuales en el anteproyecto se definen como leves, graves y severas, está última cuando en el accidente se provoque la muerte de un transeúnte e imponer multas entre Q5 mil a Q10 mil.

La iniciativa fue consensuada entre el Departamento de Tránsito de la Policía Nacional Civil, la Policía Municipal de Tránsito y el Instituto Nacional de Ciencias Forenses, y así poder reformar la Ley de Tránsito y el Código Penal.