El presidente de la comisión legislativa de Derechos Humanos, Ronald Arango, entregó una iniciativa de ley con la que propone incrementar las condenas para adultos que recluten a menores de edad a cometer actos ilícitos.

De acuerdo con el legislador indicó que una de las penas que se propone para personas que omitan denunciar sobre la inducción de niños y adolescentes a bandas criminales será de dos a tres años de cárcel.

Mientras que las personas que fomenten a niños a cometer alguna actividad ilegal será una condena entre tres a cinco años, para aquellos que proporcionen armas o explosivos a menores para generar daño será también una condena similar.

“La persona que recluta y suministra además de ser el actor intelectual del hecho estará recibiendo una pena aproximadamente de 10 años de prisión por haber utilizado a un niño en un delito”, resaltó Arango.

Con el proyecto de ley la comisión se pretende reforzar las condenas para aquellos que utilicen a menores para cometer actos vandálicos debido a que los niños gozan de imputabilidad.

Entre los informes que se presentaron en dicha propuesta, es que según el organismo Judicial en los primeros tres meses del presente año fueron detenidos 36 menores de edad, lo cual representa un incremento de más de 600% en comparación al mismo periodo del año anterior.