Detalles

Hace cuatro meses el procurador visitó la frontera El Cármen y notó la forma en que las autoridades mexicanas deportaban a los guatemaltecos.

Llegaban los autobuses y los dejaban en la frontera.

Siempre ocurrían asaltos y "estaban a disposición" de las bandas del crimen organizado.

Entonces se intaló una mesa para la construcción de un lugar digno para recibir a los migrantes. Pariciparon diversas autoridades, entre ellas la Policía, la Procuraduría General de la Nación y la Cancillería.

El procurador de los Derechos Humanos, Jorge de León, conversó con los primeros guatemaltecos que fueron deportados vía terrestre desde México en la inauguración del Centro de Recepción de Repatriados.

Los repatriados dejan de estar cerca del crimen organizado. Así era antes. Los dejaban en la frontera El Carmen donde eran asaltados y estaban a disposición de las bandas criminales”, mencionó el magistrado de conciencia.

Los guatemaltecos que emprenden su viaje indocumentados hacia Estados Unidos lo hacen por Tecún Umán, en San Marcos, el mismo lugar donde fue acomodada una bodega para la Dirección General de Migración.

De León pudo conversar con niños y adultos que fueron repatriados desde México en tres autobuses. Eran dos con niños y adolescentes y uno con adultos.

Cada día ingresan al país hasta 12 camionetas y en cada una viajan entre 40 y 50 guatemaltecos que intentaban llegar y alcanzar el “sueño americano”.